Alma

28 de octubre, 2015 - Familias - Comentarios

Rafi, compañera de trabajo de mi mujer tenía ganas de hacer un reportaje de familia y de tener un recuerdo de su pequeña Alma. Los niños crecen muy deprisa y cuando nos queremos dar cuenta ya no son nuestros pequeños bebés. Organizamos una sesión en el campo en un sitio cercano a la ciudad y de fácil acceso. Aprovechamos las primeras horas de la mañana donde los niños están más frescos y activos y la luz del sol es más suave. Me encantan esos tonos dorados y los contraluces que se pueden conseguir a estas horas. El resto, pues lo hacen las personas a las que fotografío.. Familias felices = fotos bonitas. De verdad que quedé encantado con esta preciosa familia y al amor y la ternura que trasmiten.

Espero que os guste.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 + 2 =
Ver anterior Ver siguiente
Últimas entradas
Categorías